2 años ago
999 Views
0 0

Vergonzoso final entre Boca y River; suspendido por agresión

Written by

Después de esperar más de una hora, el árbitro Darío Herrera, por decisión de la Conmebol, suspendió el partido que igualaban sin goles Boca y River en La Bombonera, por la revancha de los octavos de final de la Copa Libertadores, luego que futbolistas visitantes fueron atacados con gas pimienta que les arrojaron cuando salían a disputar el segundo tiempo.

El hecho ocurrió en el ingreso de la manga de acceso del vestuario a la cancha, donde explotó una bomba de gas pimienta que impactó en el rostro de los jugadores de River.

Al parecer uno o dos hinchas habrían roto la manga y colocaron el gas pimienta delante del ventilador que infla la manga y así se dispersó cuando salían los futbolistas del elenco “millonario”.

En las imágenes exhibidas por la televisión oficial, se ve cómo un simpatizante trataría de meter por la manga el gas pimienta para consumar el vergonzoso acto y en un costado cae una bengala -que nada tiene que ver con el cobarde ataque- que ilumina ese sector.

Leonardo Ponzio, Matías Kranevitter, Sebastián Driussi, Ramiro Funes Mori y Leonel Vangioni, entre otros, fueron los más afectados por la bomba de gas pimienta, que les irritó los ojos y manchó el rostro y el cuerpo con color naranja, prueba de la agresión que recibieron.

Cuando restaban todavía 45 minutos, el empate sin goles le permitía a River avanzar a cuartos de final de la Copa Libertadores, donde lo espera el Cruzeiro de Brasil.

Asimismo, una fiscal que intervino de oficio pidió las cuatro o cinco camisetas de los jugadores afectados para investigar el hecho y las mismas fueron retiradas por personal de la Policía Federal.

Luego de esperar más de una hora la resolución del encuentro, un veedor de la Conmebol se reunió con la terna arbitral y tras una breve llamada a las autoridades máximas de la entidad sudamericana, comunicó la decisión de suspender el Superclásico.

Antes hubo 45 minutos de juego favorables a River

En el primer tiempo, River jugó con el resultado de la ida a su favor, pero no cayó en la peligrosa trampa de meterse atrás.

Tal como ocurriera en el Monumental, mostró una interesante presión alta otra con Leonardo Ponzio como abanderado y neutralizó casi siempre a su adversario.

Con Kranevitter más ubicado como el cinco más fijo de los dos, Carlos Sánchez y Driussi mostraron mucho despliegue e hicieron que Boca no tuviera el buen manejo de pelota que siempre suele mostrar.

De esta manera, ganó por goleada el duelo en el mediocampo, donde se suelen gestar la mayoría de las jugadas. Gago y Meli estuvieron muy imprecisos e incluso el futbolista de la Selección argentina lo reflejó en varios tramos del encuentro al recriminarle cosas a sus compañeros.

Pablo Pérez no es un conductor nato y sus muy esporádicas ráfagas de claridad hicieron que se extrañara en demasía a Lodeiro.

A excepción de algún arresto individual de Pavón para romper a espaldas de los mediocampistas de River, Boca nunca pudo quebrar a su rival.

En la única ocasión que pudo hacerlo fue en una pared que construyeron Daniel Osvaldo y el propio Pavón, pero el remate del exInter fue tapado por Barovero.

https://youtu.be/DqAGxTl1Zw0

Fuente: diariouno.com.ar

Article Categories:
Al Momento
Menú