9 meses ago
19413 Views
Comentarios desactivados en Mediocridad en cancha y afición | Míriam Bojórquez
6 1

Mediocridad en cancha y afición | Míriam Bojórquez

Written by

Mis estimados, aquí estoy nuevamente para dar mi #opinión sobre el partido de ida de la final del fútbol mexicano, ojo, MI OPINIÓN, porque tengo derecho a expresarme ya que en teoría es un país libre. Les aclaro que la página no se hace responsable de mis notas y publicaciones, así que cualquier queja, duda, sugerencia o comentario los espero en mi página y twitter. Al final les dejo el dato. Así que, ¡A DARLE!

Anoche se jugó la primera parte de la final entre América y Tigres, y me imagino que ustedes (uno que otro, por lo menos) estarán de acuerdo en que fue un partido bastante asqueroso tanto en la cancha como en la afición.
Para empezar el penal inexistente, en el que fue evidente la ayudadota y que yo no sé con qué cara se atreven a decir que a Chivas lo ayudan cuando sus cosas son más que OBVIAS, doble moral, les dicen. Pero la justicia divina no tardó en aparecerse pues el imbécil de Oribe lo falla de manera tan absurda dejando en claro que no siempre es fácil salirse con la suya.

Luego la faltota de Valdez a Gignac que le provocó un esguince cervical grado dos poniendo en duda su participación para el partido de vuelta en el Volcán, peeeero, no conforme con esto, el arbitro no marca el penalti que pudo haber sido el segundo tanto de los felinos y para rematar con todo esto el francés no recordaba lo que había pasado tras el golpe. ¿Así quienes provocarme envidia de tu equipo, americanista? ¡que asco me das!

Pero más asco me provoca el aficionado completamente torcido en pleno partido apuntando con un láser a los jugadores, ¿es en serio tu nivel de estupidez? ¿en qué cabeza cabe el exhibirse de esa manera? bien, pues dicen que después del bullying en memes y que su rostro apareciera en televisión nacional en pleno acto, el individuo ha cerrado sus cuentas y quedó como un ermitaño más en el planeta. Desde mi muy humilde punto de vista, deberían de vetar a este cabrón de todos los estadios por jugarle al macho, ¿cuántas neuronas se necesitan para actuar de esta manera? ¡NINGUNA! claro, americanista al final de cuentas.

Yo no sé en dónde se fue más mediocre, si en la cancha o en la afición, pero de que son un asco, son un asco. Entre ayudas arbitrales y aficionados se dan un tiro para medir quién es más bestia.
Para mi queda clara una cosa nada más que ya dije en mi nota pasada, si el América es campeón no será por su capacidad (bueno, puede ser su capacidad innata de comprar árbitros) sino por quién los maneja y cómo.
No me cansaré de decirte, América, que no te odio, que tu juego y tus ridículos no me provocan envidia, por el contrario me dan asco y pena ajena, me provocas lástima y risa.

Míriam Bojórquez

Article Categories:
#OpiniónBojórquez
Menú